Los parques industriales en México

Los parques industriales en México

En México, la Norma de Clasificación Mexicana para Parques Industriales (NMX-R-046-CSFI-2005) establece que un parque industrial debe tener una extensión mínima de 10 hectáreas de terreno urbanizado, con la recomendación de 10 hectáreas adicionales para futuras expansiones.

Por lo tanto, un “Parque Industrial Certificado” está obligado a regulaciones internas, áreas verdes, plantas de tratamiento de agua, sistemas de protección, aceras y vías interiores, señales, estacionamiento y alumbrado público, entre otros.

Además, un parque industrial debe ser un elemento importante para el planeamiento urbano de las ciudades, con el fin de contar con un uso más racional del espacio, el agua y la energía eléctrica, contribuyendo a las estrategias de desarrollo industrial sostenible de la región.

Entre las bondades que representan las zonas industriales en México están el ofrecer:

  • La certeza sobre la propiedad de la tierra
  • La certeza de la disponibilidad de una infraestructura pública
  • La certeza sobre los permisos para operaciones industriales
  • El tener una ubicación cercana a las principales instalaciones de transporte del país
  • El tener una ubicación cercana a los recursos humanos y centros educativos
  • El tener acceso a una administración central que garantiza la protección interna de los inquilinos y el mantenimiento permanente de la infraestructura

Por lo tanto, podemos decir que un parque industrial es un terreno industrial preparado para usar, porque ofrece infraestructura, permisos y otros servicios necesarios para la operación inmediata de cualquier planta o centro de distribución.

En México existe la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados A.C. (AMPIP), cuyos miembros son grandes corporaciones que ofrecen servicios de valor agregado, que facilitan la instalación de una nueva instalación, tales como:

  • Disponibilidad de edificios industriales según las necesidades del cliente: si el edificio actual es demasiado grande, se puede subdividir; si necesita un nuevo diseño, puede ser reconstruido; si es demasiado pequeño, se puede ampliar.
  • Servicios personalizados según las especificaciones del cliente.
  • Programas de vivienda para facilitar la administración de nuevas operaciones, con servicios, incluyendo reclutamiento, contabilidad, finanzas, transporte, corretaje y oficinas todo incluido.
  • Primer contacto y procedimientos con las autoridades locales para obtener permisos e incentivos.
  • Asistencia general, desde la fase de planificación hasta el funcionamiento de la planta o centro de distribución.

La Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados (AMPIP) fue creada en 1986 para representar intereses de los más destacados desarrolladores industriales de México.

En la actualidad, AMPIP comprende más de 50 corporaciones en aproximadamente 140 parques industriales, con un total de 16.000 hectáreas de tierra, de las cuales la mitad son ya desarrollados, con más de 2.000 empresas multinacionales establecidas.

Comments are closed.