Shodo, el arte de la caligrafía japonesa

Shodo, el arte de la caligrafía japonesa

Uno de las artes más bellas que tiene Japón es sin duda el Shodo , el arte de la escritura, la caligrafía japonesa y aunque es una disciplina muy difícil de perfeccionar, actualmente lo llevo estudiando cerca de dos años.

El shodo proviene de la caligrafía china y se practican los caracteres japoneses: el hiragana , que es el silabario japonés y el katakana , utilizado para escribir palabras extranjeras ; así como los kanji, que son derivados de los caracteres chinos.

Los materiales utilizados para el shodo son pinceles, tinta china y papel de arroz pero actualmente se utiliza algo denominando fudepen , que es simplemente un pincel portátil con depósito de tinta.

El Shodo se caracteriza por ser preciso y estético , cada trazo con el pincel debe ser dulce, fino y perfecto ; además, cada kanji tiene un orden de trazo específico ya que cada movimiento del pincel posee su nombre propio.

Ademas, la belleza del Shodo radica en hacer kanjis con un número mínimo de trazos , y no como los aprendidos en las clases se japonés , ese tipo de caligrafía es el más complicada ya que no basta con que conozcas el número de trazos que posee el kanji, sino también el significado y la belleza de poder trazarlo sin despegar el pincel del papel y que éste siga teniendo el significado deseado.

Existen varias representaciones de personas haciendo Shodo, incluso algunas personas son capaces de hacer dragones chinos o figuras de la naturaleza con los trazos de los kanji, es un arte complicado pero al mismo tiempo estético y hermoso.

La caligrafía japonesa es una práctica zen al igual que la ceremonia del té, el ikebana ( el arte de los arreglos florales ), la ceremonia de los inciensos y la esgrima japonesa, practicar Shodo liberará tu mente de las preocupaciones y te relajará inmediatamente, los trazos con el pincel son una forma de centrar tu cuerpo y alma.

La dificultad de los trazos de los kanjis se debe al balance que debe tener cada línea ya que debe estar proporcionada y mirarse como parte de un todo. El movimiento del pincel no se hace con la muñeca como se haría con una pluma, se hace con el brazo completo, por eso logra ligereza y fortaleza en un solo trazo.

Existen diferentes estilos de escritura , los tres más importantes son el Kaisho que es la escritura normal, el Gyōsho que es la semi cursiva y el Sōsho que es meramente cursivo, el más estético y difícil de todos.

En mis clases de Shodo el maestro nos pone en unas mesabancos con papel de arroz y el pincel con tinta rellenable. Al principio los trazos eran complicados y no se veían estéticos, pero con la práctica comencé a crear kanjis proporcionados. Actualmente practico el Gyōsho, en el que utilizo menos trazos que en los kanjis normales y además de que me sirve para aprender vocabulario, actualmente me he puesto a escribir frases de la naturaleza para relajarme y encontrar esa paz que el Shodo me logra dar.

Comments are closed.